El Vizcaíno: Celebrando 30 años de su creación como Reserva de la Biósfera con un nuevo programa de manejo.

Desde hace más de 5 años, COSTASALVAJE ha participado activamente en el proceso de actualización del programa de manejo de la “Reserva de la Biósfera El Vizcaíno” (REBIVI).  Este programa de manejo es un documento que rige las actividades productivas dentro de la Reserva y de conservación de los ecosistemas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

IMG_7611Extrayendo callo de hacha

Foto: Claudio Contreras, Pesca: Actividad productiva en la REBIVI.

La REBIVI es una de las áreas naturales protegidas más grandes del país, con 30 años de existencia y más de 25,460 km2 (la Ciudad de México cabe 17 veces en esa superficie).  Abarca una gran variedad de ecosistemas, desde uno de los desiertos más áridos del mundo hasta manglares, lagunas, bosques de encino y mezquitales. En la porción que colinda con el Océano Pacífico, la REBIVI funciona como un santuario para la reproducción de la ballena gris, que año tras año arriba a la región durante la época en que la especie se reproduce, además es hábitat de especies carismáticas como el venado bura, y el berrendo peninsular.

IMG_8168Ballena gris con cria

Foto: Claudio Contreras, Ballena Gris en Laguna San Ignacio, BCS.

Es tanta la relevancia de área natural protegida, que en agosto de 2018, el Banco de México modificó el diseño del billete de 500 pesos. En éste se representa el ecosistema de costas, mares e islas a través de una ballena gris con su ballenato en la REBIVI, reconocida por la UNESCO como patrimonio natural de la humanidad.

Fuente: Banxico.org.mx

 

Además, la REBIVI tiene otras designaciones internacionales con 2 Sitios Ramsar (Laguna ojo de liebre y Laguna San Ignacio), y sitio con la designación del programa sobre el Hombre y la Biósfera (Man & Biosphere), distinción otorgada también por la UNESCO.

COSTASALVAJE ha colaborado con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), quien administra la REBIVI, en diversos proyectos de conservación que incluyen programas de control de especies invasoras y talleres sobre adaptación al cambio climático con las comunidades costeras más vulnerables. El más reciente de estos proyectos fue ser designados por la propia CONANP como contralores sociales para la Consulta Pública para la actualización de su programa de manejo.

La consulta pública es uno de los requisitos de Ley que debe cumplir un programa de manejo, sin importar si es de nueva creación o durante su proceso de actualización, antes de ser aprobado. Concretamente, una consulta pública de un programa de manejo de un área natural protegida, consiste en un proceso en el que la autoridad gubernamental pone a disposición de los habitantes del área y/o expertos en la materia el documento para que puedan emitir comentarios y opiniones sobre el mismo, ya sea presencial, o a través de reuniones, por correo o directamente en las oficinas de la CONANP, durante un periodo de 30 días.

CONSULTA PUBLICA REBIVI DSC_0056

Foto: Reunión pública en San Ignacio, BCS con diversos actores.

Ser contralor social consiste, básicamente, en documentar que todo el proceso participativo de la consulta pública se lleve a cabo con total transparencia. Esto implica asegurarse que los comentarios al documento por parte de los habitantes de la REBIVI fueran recibidos por la autoridad; que se lograra una difusión del proceso de consulta pública entre el 85% de los habitantes de la Reserva; y sobre todo, que se documentara la participación en cada una de las reuniones organizadas por la propia CONANP.

En total, fueron realizadas 6 reuniones en la REBIVI durante el mes de agosto de 2018. Para ello, el equipo de COSTASALVAJE se trasladó desde Ensenada a Guerrero Negro, Baja California Sur, visitando las poblaciones de San Ignacio, Valle del Vizcaíno, Santa Rosalía y  Bahía Asunción, en un recorrido de más de 2,163 kilómetros vía terrestre (¡esto es haber recorrido la península de Baja California desde Tijuana a Los Cabos de ida y vuelta!). A las reuniones asistieron más de 160 personas de los sectores pesquero, ganadero, turístico, de conservación, agricultura y público en general.

CP REBIVI DSC_0120

Foto: Directores de la REBIVI-CONANP explicando detalles de la zonificación del ANP.

Agradecemos a la CONANP, por confiar en el trabajo de COSTASALVAJE por más de 10 años, a los directores de la Dirección de la REBIVI y su atento personal técnico, quienes son un gran equipo cuyo talento trasciende en tener un ANP ordenada y a la vanguardia en el manejo de nuestro capital natural, y son quienes han diseñado este programa de manejo con una visión de sustentabilidad a futuro.

Para concluir, algo que en lo personal el equipo de COSTASALVAJE vivió en este viaje, fue redescubrir los maravillosos paisajes de este emblemático lugar, lo inmenso que es, y repensar que su desierto es de los más inhóspitos sobre la faz de la tierra, que te hace sentir lo vulnerable que es el ser humano ante la madre naturaleza. Un lugar que resguarda vida tan singular, única y representativa de México en el mundo, pero sobre todo, que la voluntad de la ciudadanía en participar en procesos como este, se siguen destacando para hacer oír sus opiniones, las cuales fueron principalmente para cuidar su recurso más valioso: la vida silvestre que en ella habita.

IMG_2384
Foto: Oasis de San Ignacio, BCS.

 

 

Redacción: Armando Olachea (18, Sept. – 2018)

Mural por la conservación en Isla Magdalena

Isla Magdalena se ubica en la costa occidental de la Península de Baja California, separada de Puerto San Carlos por las aguas de Bahía Magdalena. La isla de aproximadamente 90 kilómetros de largo alberga bosques de manglares, dunas costeras y una extensa lista de flora y fauna. Al acercarse por mar, se descubren imponentes las montañas que brindan protección a la comunidad pesquera asentada en la isla por generaciones. La isla, como lo describiera Fernando Jordán en su libro El Otro México (1951), aparece como “montes áridos, pintados de ocre y amarillo, levantados en firme pendiente desde el fondo del mar, y escasos valles”. Una vez en tierra, te reciben la quietud del pueblo de Puerto Magdalena y la hospitalidad de sus habitantes.

Isla Magdalena, B.C.S.

Por su gran importancia biológica, Isla Magdalena forma parte del Área Natural Protegida “Reserva de la Biosfera Islas del Pacífico”, decretada el 7 de diciembre de 2016 y administrada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). El equipo de COSTALSAVAJE ha trabajado desde hace 6 años con la comunidad del puerto, realizando diferentes actividades con el fin de compartir el mensaje de conservación de ecosistemas. Por ello, los días 26 y 27 de noviembre realizamos un viaje a Ia isla para pintar un mural en donde se reflejara la importante relación de sus habitantes con el entorno.

Manglares y Dunas en Isla Magdalena

Para realizar el mural, invitamos a los artistas emergentes Alexis Karas Contreras y Damián Mayoral Serrano, jóvenes talentosos originarios de Puerto San Carlos, y quienes, preocupados por la conservación de los ecosistemas de Bahía Magdalena, desde muy jóvenes han participado en diversas actividades de educación ambiental realizadas por COSTASALVAJE.

Mural.jpg

Alexis y Damián nos regalaron un maravilloso mural, el cual tiene como elemento principal un pescador, fundido con las montañas de la isla y las olas de la bahía, el cual sostiene en sus manos un mangle rojo y da paso a una impresionante ballena gris. Bahía Magdalena es una de las tres últimas lagunas de reproducción de este cetáceo (Las ballenas de Bahía Magdalena: Inspiración para la conservación.), el cual regresa año con año al mar que lo vio nacer.

Mural - chicos.JPG

Es importante mencionar que en Bahía Madalena se encuentra el bosque de manglar con mayor superficie en la Península de Baja California con 24,000 ha, los cuales aportan numerosos servicios ambientales (26 de julio, Día Internacional de la Defensa del Manglar.).

Alexis - Damian.jpg

Agradecemos a estos dos jóvenes artistas por su entusiasmo y entrega al plasmar con su talento un mensaje de conservación tan importante. También, agradecemos a los habitantes de la comunidad que nos recibieron como en casa, en especial a Chejo y Cristina; así como a la CONANP y a la Subdelegación por las facilidades para llevarlo a cabo.

– Celeste Ortega

Mural 360

Estudiantes y mamíferos marinos: estrategia para asegurar el futuro ambiental de Bahía Magdalena

14480683_1728872890707709_418667163398889429_o

Bahía Magdalena es un complejo lagunar con una superficie de 1390 km2 de agua rodeada de 4 islas y 24,000 ha de manglares. Su posición geográfica en la costa del Pacífico de la Península de Baja California, en conjunto con otras características oceanográficas, la convierte en un lugar idóneo para mamíferos marinos. Mundialmente reconocida como una de las 3 lagunas de reproducción de la ballena gris (Eschrichtius robustus), esta se roba el espectáculo y la atención de turistas y locales durante el invierno, pero pocos saben que el resto del año también es posible ver delfines y lobos marinos (Zalophus californianus) en toda la bahía.

[Read more…]

Taller de monitoreo de mamíferos marinos con estudiantes de preparatoria en Bahía Magdalena, B.C.S.

En México, están registradas 47 especies de mamíferos marinos: ballenas, delfines, manatí, lobos marinos, lobos finos, focas y elefantes marinos. El lugar en donde se pueden encontrar más variedad de especies es en la costa occidental de la Península de Baja California. Es en esta región en donde se localiza Bahía Magdalena, una de las 3 lagunas de reproducción de la ballena gris, en donde año tras año, cientos de hembras dan a luz a sus crías.

Una ballena gris migrando durante la temporada reproductiva a las costas occidentales de la Península de Baja California.

Una ballena gris migrando durante la temporada reproductiva a las costas occidentales de la Península de Baja California.

Las características de tamaño, posición geográfica y presencia de ciertos recursos naturales, ofrece un escenario incomparable que es ideal para diversas especies de mamíferos marinos. Por un lado, las islas de barrera crean un sitio protegido del fuerte oleaje del Pacífico, lo cual es perfecto para hembras preñadas y crías recién nacidas, o adultos que buscan pareja para aparearse. En las zonas de mayor profundidad es posible encontrar diversas tipos de peces en abundancia (que en parte se deben a los extensos bosques de manglar), las cuales son el alimento principal delfines y lobos marinos.

Bahía Magdalena ofrece un hábitat único para  mamíferos marinos.

Bahía Magdalena ofrece un hábitat único para mamíferos marinos.

Como parte de las actividades de educación ambiental, capacitación e impulso para promover el orgullo por los recursos naturales locales entre los jóvenes de Bahía Magdalena, por tercer año consecutivo se llevó a cabo el taller de monitoreo de mamíferos marinos. Con el apoyo de personal de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, jóvenes de preparatoria reciben capacitación sobre la biología básica de los mamíferos marinos y aprenden a identificar a las especies más comunes de la región, así como las técnicas más utilizadas para estudiarlos en su ambiente natural.

El taller incluye una sesión práctica, la cual consiste en realizar una navegación por varias horas dentro de la bahía en busca de mamíferos marinos para aprender aspectos relevantes sobre el monitoreo de estas especies. Siguiendo una ruta previamente marcada y protocolos de investigación científica, los estudiantes de preparatoria se mantienen atentos a lo largo del recorrido en busca de delfines, ballenas y lobos marinos. Una vez que detectan la presencia de individuos, toman datos con GPS, fotografías, la temperatura del agua e identifican la especie de la que se trata con el uso de guías de identificación. Asimismo, aprenden sobre buenas prácticas de avistamiento de mamíferos marinos.

Jóvenes de preparatoria durante la sesión práctica del taller.

Jóvenes de preparatoria durante la sesión práctica del taller.

Hasta la fecha, 21 jóvenes han terminado la capacitación y se han registrado numerosos individuos de lobos marinos y 3 especies de delfines (además de la visita invernal de las ballenas grises). Este año, rompimos record y casi 50 alumnos asistieron a las sesiones teóricas, por lo que aún quedan por realizar navegaciones para que éstos últimos completen su adiestramiento. Además, COSTASALVAJE tiene planes para compartir la información generada de estas navegaciones (registros de mamíferos marinos) con instituciones de investigación para que, eventualmente, estos datos aporten información relevante para tomar decisiones respecto al manejo de estas especies.

Jóvenes de preparatoria de Bahía Magdalena que completaron su adiestramiento en monitoreo de mamíferos marinos.

Jóvenes de preparatoria de Bahía Magdalena que completaron su adiestramiento en monitoreo de mamíferos marinos.

Avistamiento de delfines nariz de botella durante la sesión práctica del taller.

Avistamiento de delfines nariz de botella durante la sesión práctica del taller.

La presencia de mamíferos marinos en la bahía (que cambia de acuerdo a la época del año) aunado a la gran riqueza de flora, otro tipo de fauna silvestre, paisajes naturales y las condiciones relativamente prístinas de la bahía, representan un atractivo turístico para los visitantes. Sin embargo, la pesca continua siendo la principal actividad económica en la bahía. Si bien la industria del turismo es un fuente de ingresos para los locales, es difícil cambiar las costumbres de extracción hacia otro tipo de aprovechamiento de los recursos si no se cuenta con la capacitación adecuada ni el adiestramiento apropiado. Con este tipo de talleres, COSTASALVAJE busca lograr dos cosas: 1) Brindar herramientas a los jóvenes de las localidades que les permitan considerar en su vida adulta el realizar una actividad económica no extractiva; 2) Que se conviertan en adultos no sólo conscientes de la importancia de cuidar y respetar los recursos naturales locales, sino que también sepan cómo hacerlo.

Lobo marino que parece estar posando para la cámara. Foto: Octavio Aburto

Lobo marino que parece estar posando para la cámara. Foto: Octavio Aburto

-Mónica Franco

COSTASALVAJE en La Jornada Ecológica: mina submarina amenaza a las costas de Baja California Sur

En 2014, COSTASALVAJE se unió a las comunidades costeras del Golfo de Ulloa y Bahía Magdalena en Baja California Sur, para rechazar el proyecto de la mina submarina “Don Diego”. Junto a organizaciones de la sociedad civil, el gobierno municipal de Comondú, B.C.S. y el congreso de la entidad, manifestamos nuestro rechazo al proyecto a través del proceso de Consulta Pública promovido por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT).

La crónica de esta experiencia fue plasmada en un artículo publicado en el número especial Agosto-Septiembre de La Jornada Ecológica (LJE).

El artículo publicado en el número Jul-Ago 2015 de La Jornada Ecológica,

El artículo de COSTASALVAJE publicado en el número Jul-Ago 2015 de La Jornada Ecológica.

Durante la edición de este número de LJE, se decretó un área de refugio pesquero en la zona donde se pretende realizar el proyecto, cuya propuesta fue apoyada por CONAPESCA. Este decreto nos tomó a todos por sorpresa ya que lo que se esperaba era el decreto de un Refugio para la tortuga amarilla, el cual era apoyado por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). Las implicaciones de este cambio están directamente relacionadas con la viabilidad del proyecto Don Diego: mientras que la propuesta de CONANP limitaba CUALQUIER actividad que pudiera potencialmente afectar a las tortugas de la zona, la de CONAPESCA sólo prohíbe específicamente actividades pesqueras. Es decir, no impone limitantes a un proyecto como Don Diego.

Asistentes a la Reunión Pública Informativa del proyecto Don Diego manifestándose en contra del mismo.

Asistentes en contra de Don Diego que asistieron a la Reunión Pública Informativa del proyecto.

Además, los promoventes del proyecto aplicaron una estrategia para ganar tiempo: retiraron la solicitud ante la SEMARNAT, sólo para volverla a someter unos días después bajo otro nombre y con algunos cambios superficiales. De acuerdo a información del sitio oficial del promovente, esto se hizo para “extender el período de tiempo de revisión y poder presentarle el proyecto a los nuevos gobernantes electos”. La nueva administración municipal y estatal de B.C.S. inicia labores en septiembre de 2015.

Así que continuaremos rechazando por la vía legal el proyecto. Las comunidades locales ya están informadas y estamos tomando cartas en el asunto.

Los ecosistemas costeros y marinos, la vida silvestre y la forma de vida de las comunidades pesqueras se ve amenazada por la presencia de la mina submarina Don Diego. Foto: Miguel Angel de la Cueva/COSTASALVAJE

Los ecosistemas costeros y marinos, la vida silvestre y la forma de vida de las comunidades pesqueras se ve amenazada por la presencia de la mina submarina Don Diego.
Foto: Miguel Angel de la Cueva/COSTASALVAJE

La relevancia de contar con espacio en medios masivos de comunicación tan relevantes a nivel nacional radica en las oportunidades ello ofrece. No sólo se pueden difundir los peligros que una actividad tan depredadora como la que pretende realizar la mina submarina Don Diego implican, también nos permite dejar muy clara nuestra posición y la de las comunidades potencialmente afectadas. Pero tal vez lo más importante es que podemos exhibir que la sociedad civil alzó la voz y se pronunció en contra del proyecto; que los pescadores y habitantes locales, organizaciones de la sociedad civil, académicos e incluso los gobiernos municipal y estatal involucrados tienen justificación social, económica y técnica para rechazar el proyecto. Con evidencias como ésas, las autoridades federales se quedan sin alternativa: deben rechazar el proyecto.

-Mónica Franco

Las ballenas de Bahía Magdalena: Inspiración para la conservación.

Integrarme al equipo de COSTASALVAJE en plena temporada de avistamiento de la ballena gris trabajando en un lugar como Bahía Magdalena, supera todas mis expectativas. La misión de COSTASALVAJE de conservar ecosistemas costeros y marinos y su vida silvestre a través del desarrollo comunitario (junto con otras herramientas), es el sueño de conservacionistas que, como yo, han sido inspirados por la maravillosa biodiversidad de sitios como Bahía Magdalena.

Supe que quería ser bióloga desde que era una adolescente. De niña, me gustaba mucho ver documentales de animales pero mis favoritos eran los de ballenas y delfines. En la Universidad, tuve la oportunidad de vivir en las Islas Canarias (España) trabajando con un equipo de veterinarios que atendía varamientos de cetáceos y durante la maestría trabajé en las islas del Pacífico en Baja California con lobos marinos y focas. Pero nada de eso había satisfecho mi gusto por la conservación de mamíferos marinos y mi necesidad de aportar algo a la sociedad.

Así que me emociona comenzar a trabajar con la gente de las comunidades de Bahía Magdalena. Aunque se ha avanzado en muchos aspectos, el que la Bahía no sea un Área Natural Protegida implica que los esfuerzos deben redoblarse para proteger a estos imponentes y a la vez vulnerables cetáceos. El trabajo comunitario es clave, pues  son los habitantes de Puerto San Carlos, Puerto Adolfo López Mateos y las Islas los protagonistas para la conservación de los recursos naturales presentes.

 LM_ballenatoCría de ballena gris en Puerto López Mateos, B.C.S.

Es por ello que finalmente las ballenas grises están teniendo suerte. Sus anfitriones, es decir, los habitantes de los lugares a donde llega cada año a dar a luz y reproducirse, están influenciados por su compañía y eso los ha motivado a participar y unir esfuerzos para su protección. Por si esto fuera poco, su imponente presencia en estos tranquilos y prácticamente prístinos lugares, además de su carisma, inspira a muchos visitantes que han tenido la oportunidad de verlas de cerca a jugar un papel más activo en pro de la conservación de ésta y otras especies y lugares del planeta.

No te pierdas la oportunidad de ir a verlas. Te reto a tratar de imaginarte la dimensión que tienen mientras estás en la panga.  Escucha un soplo y mientras te giras sobre ti mismo para ver de dónde provino, ve de reojo como otro ejemplar saca la cola. Si tienes suerte y alguna se acerca (ver “¿Cómo ser un eco-turista comprometido?”) trata de no sentir empatía y compasión por un animal que no desconfía de los humanos cuando está a merced de todas las agresiones que cometemos contra él y el océano en donde vive. No intentes resistirte. Déjate inspirar por las ballenas grises de Bahía Magdalena para hacer algo a favor de la conservación de nuestro Planeta.

-Mónica Franco                                                                                                                                                     

EZ Baja 2010 Whale Watch ImagesMadre y cría de ballena gris. Foto: Eric D. Zimmerman

 

Descansa en paz Don Pachico

Recuerdos de nuestro amigo Francisco “Pachico” Mayoral de la Laguna San Ignacio en Baja California Sur. Image

Image

Image

%d bloggers like this: