Conservando nuestros valiosos humedales

Coastal lagoon, Cabo Pulmo National Park, Sea of Cortez (Gulf of California), Mexico, November, Imagen por Claudio Contreras

Que son los humedales y porque son importantes

Los humedales son ambientes que se inundan de manera parcial o permanente de agua dulce, salina o salobre. Los humedales contribuyen al bienestar de la humanidad con servicios ambientales que son clave para la seguridad alimentaria e hídrica, así como para la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

Los humedales actúan como esponjas naturales, absorbiendo y almacenando el exceso de agua y reduciendo así las inundaciones que son causadas por lluvias, tormentas, huracanes o tsunamis. Durante la época seca liberan el agua almacenada, retrasando el inicio de las sequías y reduciendo la escasez de agua.

Su gran importancia económica también se debe a su elevada productividad y diversidad biológica, puesto que son lugares donde periódicamente se concentran numerosas especies marinas para desovar o criar, así como aves.

Sin embargo, la gran mayoría no entienden la importancia y protección que nos brindan los humedales y a menudo consideran los humedales como terrenos sin importancia, es decir, algo que se debe rellenar o convertir para otros usos. Por esta razón desgraciadamente científicos calculan que desde 1900 ha desaparecido al menos el 64 % de los humedales del planeta.

La Convención Ramsar es un acuerdo internacional que entró en vigor en 1975. México se adhirió a este Convenio en 1986. La Convención Ramsar tiene como misión “la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales y nacionales y gracias a la cooperación internacional.  En México existen 142 sitios Ramsar y comprenden una extensión de 8,643,581.26 de hectáreas, equivalentes al 16.89% de la cobertura del territorio nacional.

Shorebird, Cabo Pulmo National Park, Sea of Cortez (Gulf of California), Mexico, November. Imagen por Claudio Contreras.

Ayudanos a cuidar los humendales:

Para mejor la conservación de estos 142 sitios Ramsar COSTASALVAJE esta trabajando para impulsar el conocimiento, planeación estratégica y efectividad de manejo de los humedales de México.

Qué puedes hacer tú para ayudar a proteger los humedales:

  1. Cuando visites el humedal, recoge la basura que puedas. Júntala en bolsas y deposítala en los lugares destinados para ello, invita a tus acompañantes a que hagan lo mismo que tú.
  2. Respeta a las aves, plantas y todo organismo que sea parte del hábitat. No los destruyas, ni los captures o molestes, mejor protégelos.
  3. En las dunas y en la vegetación del humedal, muchas aves y otros animales tienen sus nidos. ten presente que es un ecosistema para la recreación, observa las diferentes especies y puedes fotografiarlas
  4. Reporta cualquier descarga de desechos tóxicos o grandes descargas de aguas negras que veas, ya que pueden ocasionar cambios en las características del agua y causar la enfermedad o muerte de los animales y plantas que viven ahí.
  5. Enséñale a todos (as) el valor que tiene el humedal y juntos (as) adopten acciones para ayudar a protegerlo y conservarlo.
  6. Evita la casería o pesca
  7. No plantes especies exóticas o de carácter invasor.

https://www.youtube.com/watch?v=LUg9p2Bgurw

Conservando los humedales de Baja California.

Magdalena Bay, Baja California, Mexico

Magdalena Bay, Baja California, Mexico

Cuatro meses de organización en gabinete, un equipo base de siete personas, dos camionetas todo terreno, 2000 litros de gasolina, 1722 kilómetros recorridos, el apoyo del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, socios y colaboradores que se unieron al proyecto y terminaron siendo grandes amigos; fueron los factores que permitieron llevar con éxito el “Baja California-Ramsar- Trip”. Recorrido que nos permitió visitar por cielo, mar y tierra, por el Océano Pacífico y el Alto Golfo de California, los siete sitios Ramsar que posee el estado de Baja California y realizar una evaluación rápida de su estado de conservación en cinco de ellos.

[Read more…]

MANGLARES, ROCK & ROLL Y SURFISTAS

IMG_5185 (1)

Que tienen en común los manglares, la banda de Rock Linkin Park y dos de los mejores surfistas del mundo, pues que  “los Manglares son vida” #MangleESVida

COSTASALVAJE visitó Bahía Magdalena los días 28 y 29 de Abril en compañía de dos miembros de la banda de rock Linkin Park, Dave Farrell  y Rob Bourdon y los dos surfistas profesionales Koa Smith y Koa Rothman. Nuestro propósito es promover la importancia ecológica y económica de los manglares, así como la belleza escénica de Bahía Magdalena, sus playas, sus islas y su  gente.

[Read more…]

Acuerdos de Destino para protección de manglares: Política de conservación estratégica.

Era verano y estábamos a más de 30 grados centígrados, sin ninguna nube cerca y con un sol intenso. Rodeados de manglares, esperábamos pacientemente sobre la panga en una curva de los cientos de canales navegables de Bahía Magdalena, Baja California Sur. La misión: apoyar al fotógrafo internacionalmente reconocido de la conservación, Claudio Contreras-Knoob, para que capturara los increíbles paisajes que regalan los manglares en esta región del país.

Bahía Magdalena posee 24,000 ha de bosques de manglar atravesados por canales aptos para navegar.

Bahía Magdalena posee 24,000 ha de bosques de manglar atravesados por canales aptos para navegar.

Como coordinadora del programa, mi trabajo fue apoyar en la logística, así que los acompañé uno de los 5 días que duraron las excursiones y fue increíble. Salimos y regresamos de noche, pero los primeros frutos de ese día llegaron pronto cuando vimos a un coyote caminando por la costa rodeada de manglar justo al amanecer. A mediodía, Claudio entró a bucear con cámara en mano. El resto de la tripulación incluyó a la hija fotógrafa de 16 años de Claudio (quien desafía a la lógica de la genética al traer en sus genes el talento de su papá); y a nuestro hábil y experimentado panguero, Jesús Romero “Chilaco”, quien vive en Puerto San Carlos y es amigo del equipo COSTASALVAJE desde hace tiempo.

Mientras Claudio hacia su magia, los demás platicamos sobre todo y nada a lo largo del día. Pero escucharlos hablar a ambos sobre su realidad, sus puntos de vista e incluso la forma en la que describían lo que nos rodeaba me hizo pensar en cómo los ecosistemas y la conservación tienen el poder de unirnos. Una estudiante que vive en el DF y un pescador rivereño, polos opuestos pero con un punto central en común: valoran y respetan a la naturaleza. No es de extrañarse que cada vez seamos más los que nos unimos al frente de la conservación; desde voluntarios hasta políticos y bandas de rock (cof, cof Linkin Park).

Claudio regresó a la panga algo decepcionado de que las mareas estuvieran tan bajas, pero el trabajo siguió hasta las 9:00 de la noche que regresamos al puerto. Al final, el resultado del esfuerzo y su talento es hermoso:

Bahia Magdalena, Baja California Peninsula, Mexico, JuneBahia Magdalena, Baja California Peninsula, Mexico, JuneBahia Magdalena, Baja California Peninsula, Mexico, JuneBahia Magdalena, Baja California Peninsula, Mexico, JuneBahia Magdalena, Baja California Peninsula, Mexico, June
Estas fotos han sido parte central de nuestra campaña #mangleESvida que arrancamos en 2015 con el apoyo de Music For Relief y Linkin Park. Con mucho trabajo de equipo y medios de comunicación estamos teniendo mucho impacto local, regional y nacional en la difusión de los servicios ambientales que nos brindan los manglares. Nuestro objetivo es generar un interés genuino a la población del país para conservar estos ecosistemas.

El equipo de COSTASALVAJE en la Arena México en el concierto de Linkin Park, arrancando #mangleESvida

El equipo de COSTASALVAJE en la Arena México en el concierto de Linkin Park, arrancando #mangleESvida

En medio de esta gran campaña llegó la noticia de la tala de 20 hectáreas de manglar para el proyecto del Malecón de Tajamar en el estado de Quintana Roo y que conmocionó a todo el país. Haciendo a un lado la controversia y los detalles que rodean al proyecto, resalta que la tala del manglar estuvo amparada por la legislación (es decir, contaban con permisos).

Por eso es tan importante para COSTASALVAJE impulsar políticas públicas de conservación. Y una de estas políticas estratégicas para la conservación de la costa y de sus manglares son los Acuerdos de Destino para la conservación de la Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros (ZOFEMATAC) otorgadas por la SEMARNAT a favor de la CONANP.

La ZOFEMAT es una franja de 20m en la costa que se mide desde la marea más alta registrada, hacia tierra adentro. Esta zona es susceptible a ser concesionada a particulares y destinarla a diferentes usos tales como ornato, productivo (extracción de piedra bola, acuacultura), general (como turismo) o de protección. Cuando una concesión es otorgada a una dependencia gubernamental se le llama “Acuerdo de Destino”.

La administración de un Acuerdo de Destino es llevado a cabo por la dependencia en cuestión y el manejo debe estar relacionado con la misión o el objetivo de la agencia gubernamental. En los últimos años, la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) ha estado solicitando Acuerdos de Destino en las Áreas Naturales Protegidas (ANP’s) y zonas prioritarias de conservación del país que cuentan con litoral costero con el objetivo de proteger los recursos naturales que se encuentren ahí.

Screen Shot 2016-02-10 at 6.29.26 PM-PAXP-deijE

El papel de nuestra organización en esta estrategia de conservación es apoyar con personal técnico y recursos económicos para que CONANP integre e ingrese las solicitudes ante la Dirección General de ZOFEMATAC de la SEMARNAT. Un Acuerdo de destino en una zona cuya línea de costa está delineada por manglares, garantiza la conservación de estos bosques y los servicios ambientales que nos proveen. Apóyanos para continuar protegiendo los maravillosos manglares de Bahía Magdalena y del Golfo de California del destino que sufrió el manglar de Tajamar.

Mónica Franco

Todos x el manglar: estudiantes de secundaria trabajando por la conservación de manglares en Bahía Magdalena

Puerto San Carlos, en Bahía Magdalena (Baja California Sur), es una comunidad pesquera de poco más de 4,000 habitantes rodeada de extensos bosques de manglar.  Los servicios ambientales que brindan las 24,000 hectáreas de manglares presentes en Bahía Magdalena influyen tanto en la alta productividad pesquera (que representa el 70%  de las pesquerías del estado), como en la cantidad turistas que visitan esta comunidad cada año, convirtiéndolas en las 2 principales actividades económicas del puerto.  Aún así, este valioso ecosistema enfrenta serias amenazas debido al desarrollo mal planeado, la falta de infraestructura y servicios públicos (drenaje, colecta de basura) y a una falta de cultura de cuidado de los manglares y de los beneficios que aportan.

La comunidad de Puerto San Carlos, Bahía Magdalena, desde el aire.

La comunidad de Puerto San Carlos, Bahía Magdalena, desde el aire.

Conscientes de esta problemática, un grupo de 5 estudiantes entusiastas de la secundaria local, guiados por una maestra con mucha visión, se propusieron hacer algo al respecto. Incentivados por un concurso a nivel nacional llamado “Diseña el cambio” (en inglés, Design for chance), promovido en México por la Fundación Educaruno, desarrollaron el proyecto “Todos x el manglar”. El objetivo del concurso es que los estudiantes identifiquen problemáticas en su localidad, imagen soluciones que les beneficien a ellos y a la comunidad a futuro, y realicen actividades que representen el cambio necesario para hacer frente al problema.

La profesora Nora Guadalupe Olivares y sus alumnos Francisco Cortéz, María de Jesús Aragón, Patricia Dalay Higuera, Olga Rosalía Barraza y Francisco de Jesús Ledesma nos compartieron su experiencia en una reunión dentro de su misma escuela.

Orgullosos, los 5 estudiantes portan la playera color verde brillante que mandaron hacer en honor al proyecto, con la leyenda Todos x el manglar. Sonríen nerviosos al presentarse y decirme que todos van en 2do año de secundaria. La profesora Nora comienza explicando que decidió involucrarse en el concurso debido a que, a la par, llevó un diplomado en línea que lleva el mismo nombre (“Diseña el cambio”), por lo que estaría mejor preparada para asistir a los alumnos. María fue la primera en integrarse ya que ella, por invitación de la maestra, fue quien armó el equipo al invitar a los otros 4 compañeros.

Uno de los requisitos del concurso es presentar un video con los resultados del desarrollo del proyecto, el cual comprende cuatro fases: Siente, Piensa, Haz y Comparte.

Durante Siente, “los reuní y les hice ver la necesidad de observar su entorno para darse cuenta de aquello que no funcionaba bien o que representaba un problema, o que no se le estaba dando la importancia debida para que, en un momento dado pudieran decir: esto puede cambiar”, señala la profesora Nora.

El equipo "Todos x el manglar"

El equipo “Todos x el manglar”

Los chicos, después de reunirse y discutir, decidieron que concentrarse en el fenómeno de la disminución de la producción pesquera y de mariscos en los últimos años y que afecta a la economía local. “Es un recurso [los mariscos] que ayuda al desarrollo económico”, dice tímidamente Patricia. Los 5 jóvenes tenían muy claro que las pesquerías locales dependen de la salud de los manglares: “Cuándo éramos pequeños, algunos grupos [organizaciones conservacionistas] iban a nuestra escuela (…) ellos nos impartían pláticas sobre el manglar y lo hacían con frecuencia viendo que nosotros podíamos hacer el cambio…” nos compartió Francisco y añadió “Esto porque las personas grandes tienen sus costumbres y así viven ya”. Finalmente, esta fase culminó con los jóvenes dándose cuenta de que la basura representaba una amenaza latente en los manglares, sobre todo “en los lugares cercanos a las casas que están a la orilla del pueblo, donde encontramos más basura”, comenta María.

El objetivo, en palabras de  Jesús fue “(…) difundir la importancia de los manglares en la comunidad (…) esto es muy importante para la economía porque [la pesca] es la actividad principal, aquí en el puerto”. Olga añadió: “incluso beneficia a la población cuando es temporada de huracanes porque es una de las principales [barreras] que nos protegen de las fuertes corrientes de aire y algunas mareas que pueden ser muy altas”.

En la fase de Piensa, realizaron una investigación consultando en la biblioteca escolar y por internet y trataron de imaginarse de qué forma podían alcanzar el objetivo del proyecto. Así pudieron planear las actividades de la siguientes fases y cómo llevarlas a cabo. Durante la tercera fase, Haz, realizaron una práctica de siembra de 600 semillas de mangle junto a compañeros de la escuela y realizaron limpieza en algunas zonas cercanas a la comunidad. Finalmente, durante Comparte “trabajamos con niños de primaria con concursos de dibujo y realizamos diferentes actividades para informarles de nuestro proyecto” dijo Jesús. Los chicos tomaron fotografías durante todas sus actividades y un maestro de la escuela les ayudó editar este video:

Cuando les pregunté qué etapa les había gustado, sus respuestas revelan algo de su personalidad pero dejan muy claro una pasión por lo que hicieron. A Jesús y a María les gustó la fase de Haz porque en palabras de esta última “fue cuando ayudamos más al manglar al sembrar semillas”. Patricia nos dijo que fue la fase de Comparte la que más disfrutó porque “pudimos convivir con los niños de preescolar, primaria y secundaria. Hicimos una actividad de hacer una figura con botellas verdes [de plástico PET]… el concurso de dibujo y entregar los premios a los ganadores”. Para Olga fue una combinación de Haz y Comparte, “en Haz, porque pudimos convivir más con nuestros compañeros y realizar diferentes actividades que fueron entretenidas y además ayudábamos a una buena causa. Comparte porque pudimos promover nuestro proyecto y que se dieran cuenta de la importancia del manglar.” Francisco lo resumió muy bien al decir: “Todas me gustaron porque todas estaban relacionadas”.

El esfuerzo de este gran equipo valió la pena: de casi 5,000 proyectos sometidos a nivel nacional, fueron uno de los 25 proyectos ganadores. En septiembre viajan a Monterrey para participar en un intercambio de experiencias con los otros 24 equipos ganadores. Sin duda, un premio bien merecido y una aventura que les dejará mucho aprendizaje.

Vista de la página de internet del concurso "Diseña el cambio" donde aparece como ganador el proyecto "Todos x el manglar"

Vista de la página de internet del concurso “Diseña el cambio” donde aparece como ganador el proyecto “Todos x el manglar”

Cuando les pregunto cómo recibieron la noticia de que habían ganado, se ríen todos al unísono. La profesora Norma confiesa: “cuando sometimos el proyecto, poco después enviaron una confirmación de recibido junto a otros casi 5,000 proyectos que entraron…prácticamente era una aguja en un pajar, pero valía la pena intentarlo, vamos a hacer un buen papel, pensé”. Entre risas de todos dice: “No lo podíamos creer, estábamos separados todos [conectados en línea], pero a la vez todos juntos, gritando como locos”. “Todos nos vinimos a la escuela con la camiseta otra vez, y al día siguiente también” dice Patricia por encima de las risas de los demás.

Sus familias tampoco lo creían, pero una vez que la noticia se asentó los felicitaron a ellos a sus compañeros. Obviamente, todos están orgullosos de ellos. Jesús nos dice que su mamá “estaba muy emocionada porque le conté que eran 5,000 proyectos”. A María al principio no le creyeron, “mi mamá me dijo que esperara a que hablara con la maestra al día siguiente para confirmar y ya que le dije que sí había pasado, se puso muy feliz”. Patricia y Olga le hablaron a toda su familia durante la noche “todos me felicitaron y mandaron felicitaciones a mis compañeros”. Francisco dijo “me felicitaron mucho a mí y al equipo porque somos muy jóvenes y es un gran logro”.

Al preguntarles sobre el aprendizaje que tuvieron de esta experiencia (además de ya ser todos unos expertos en los servicios ambientales de los manglares), una vez más, sus respuestas me sorprenden. “Primeramente, a querer más el ambiente porque es una parte importante de nuestra vida y de nuestra cultura.” confiesa Jesús.  María tiene un punto de visto algo diferente: “Personalmente, fue a no rendirnos porque siempre trabajamos con ánimos”. Patricia confía en que hayan sido los jueces quienes aprendieron algo también: “(..)si los jueces se quedaron impresionados [porque los eligieron], se podría decir que miraron muy importante el significado de nuestro proyecto”. Olga añadió “(…)aprendí más sobre el trabajo en equipo porque cuando nos reuníamos a hacer investigaciones o entrevistas, todos nos apoyábamos un poco. Finalmente, Francisco comparte “Como teníamos mucho entusiasmo, aprendimos sobre el compañerismo” ya que debían continuar con sus labores escolares y en casa como de costumbre y el que todos hicieron el colaboraran, lo hacía más fácil.

Al final, todos coinciden en lo que debe seguir al regresar de Monterrey, pero Patricia parece haberlo puesto con mejores palabras “Sigue otra nueva etapa, pero no es nueva, porque debemos seguir compartiendo, seguir imaginando, seguir diciéndole a los demás que no saben, compartiendo la importancia y seguir participando. Que si vemos a alguien tirar la basura decirle que no debe hacerlo porque es importante cuidar el ambiente, o no talar los manglares, decirles que no lo hagan ni hacerlo nosotros, contagiar también nuestros familiares.”

El equipo ha accedido a unirse a la campaña #mangleESvida en donde COSTASALVAJE busca conservar 61 millas de línea de costa con manglares en Bahía Magdalena. En las comunidades de este importante humedal costero, estamos llevando a cabo difusión de los servicios ambientales de los manglares a través de pláticas a líderes locales y grupos organizados, y en las escuelas en los 3 niveles educativos. Ellos ya son parte del cambio. Su visión de los recursos naturales de su comunidad es parte de nuestra misión de conservación. Tomemos su ejemplo y seamos líderes de la conservación en nuestra comunidad.

En el sentido de las manecillas del reloj: Francisco, Jesús, Olga, Patricia y María.

En el sentido de las manecillas del reloj: Francisco, Jesús, Olga, Patricia y María.

-Mónica Franco

Mangle es vida: Music for Relief, Linkin Park y COSTSALVAJE se unen para proteger manglares y nuestros océanos

 

Dave Farrell, Chester Bennington y Mike Shinoda de Linkin Park

Dave Farrell, Chester Bennington y Mike Shinoda de Linkin Park

Linkin Park siempre ha sido una de las bandas más icónicas, innovadoras y revolucionarias del mundo. En 2005, estos influyentes artistas iniciaron su brazo filantrópico, Music for Relief (MFR) para ayudar a responder ante el devastador tsunami de Indonesia.

Linkin Park en concierto.

Linkin Park en concierto.

Aquí, un poco de historia de MFR y su misión:

“Desde su inicio en 2005, Music for Relief ha recaudado más de 7 millones de dólares para sobrevivientes de múltiples desastres en cuatro continentes incluyendo el Huracán Katrina, el terremoto de Wenchuan en China, un brote de cólera en Zimbawe, los terremotos de Japón y Haití en 2010 y el tifón Haiyan en Filipinas. MFR ha organizado conciertos benéficos, subastas en línea y eventos con músicos multi-platino y celebridades para ayudar en la reconstrucción y donar suministros para las personas que lo necesitan. Music for Relief también ha plantado más de 1 millón de árboles para ayudar a disminuir el cambio climático.”

Así que me entusiasmé hace unos meses cuando MFR le pidió a WILDCOAST/COSTASALVAJE, la organización de la que soy co-fundador y Director Ejecutivo, aliarse en sus esfuerzos para ayudar a combatir en cambio climático e inundaciones provocadas por tormentas a través de la conservación de ecosistemas de manglares en la península de Baja California.

Manglares en Isla Magdalena, Bahía Magdalena, Baja California Sur.

Manglares en Isla Magdalena, Bahía Magdalena, Baja California Sur.

Debido a que COSTASALVAJE ha estado trabajando para preservar manglares en Baja California y el noroeste de México en asociación con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, esta oferta era ideal para nosotros. Lo más importante, es que el programa busca ayudar a prevenir daños por tormentas relacionadas con el clima protegiendo ecosistemas naturales que ayudan a mitigar inundaciones costeras, protegiendo a las comunidades y la vida silvestre.

Buzos de almeja en Bahía Magdalena (Puerto San Carlos). Foto: Miguel Angel de la Cueva

Buzos de almeja en Bahía Magdalena (Puerto San Carlos). Foto: Miguel Angel de la Cueva

En la increíblemente vasta e impresionantemente hermosa Bahía Magdalena en Baja California Sur, hemos estado llevando a cabo un plan ambicioso para preservar manglares a través de solicitudes para concesiones federales de conservación. Esta es la descripción del programa por parte de MFR:

“Los manglares son anfibios botánicos que forman bosques y se encuentran entre los ecosistemas más productivos y biológicamente complejos del planeta. Son los bosques tropicales del océano. Las raíces interconectadas de estas plantas evitan que los sedimentos fluviales se dispersen en el mar, lo que los hace constructores naturales de superficie terrestre. Sus troncos y ramas sirven como una empalizada que disminuye la fuerza erosiva de las olas. Después del Tsunami en el Océano Índico en 2004, investigaciones han demostrado que donde los bosques de manglares estaban intactos, sirvieron como rompeolas naturales al disipar las energía de las olas, mitigando los daños y salvando vidas. Los manglares están amenazados por el desarrollo, derrames de petróleo, contaminación química, sobrecarga de sedimentos, cambio climático y el balance salino. Music for Relief se ha asociado con WILDCOAST para conservar 61 millas de manglares en Bahía Magdalena, Baja California Sur, México. El programa ayudará a restaurar hábitats para la vida silvestre, proteger áreas costeras y mantener el océano prístino.”

 

Delfines nariz de botella, Bahía Magdalena. (Foto: Claudio Contreras-Koob)

Delfines nariz de botella, Bahía Magdalena. (Foto: Claudio Contreras-Koob)

El pasado abril lanzamos esta nueva colaboración en la Mobli Beach House en la Venice Beach. El guitarrista de Linkin Park, Brad Delson, asistió junto a la directora de MFR Whitney Showler y su incríblemente creativos y apasionados compañeros de equipo.

De izquierda a derecha: Brad de Linkin Park, Whitney de Music for Relief y Serge de WC/CS durante el evento de lanzamiento de la campaña manglares/océano de MFR en Venice Beach.

De izquierda a derecha: Brad de Linkin Park, Whitney de Music for Relief y Serge de WC/CS durante el evento de lanzamiento de la campaña manglares/océano de MFR en Venice Beach.

De la colaboración, Whitney dijo:

“Esta es una noche emocionante para nosotros porque es la primera vez que que hacemos un programa del océano. El trabajo ambiental que usualmente hacemos esta dirigido a mitigación de riesgos por desastre, plantamos árboles en áreas afectadas por incendios o plantamos árboles en un área donde existe un riesgo potencial de aludes de lodo y queríamos hacer algo para proteger el océano”.

En palabras de Brad Delson:

“Es una forma de que toda la industria de la música se una después de desastres naturales y recaudar fondos para apoyar a las personas que son afectadas por estos eventos. Estamos realmente agradecidos de que nuestra música nos haya dado una plataforma para influir en cambio positivo cuando tenemos el apoyo de gente increíble como la que está aquí esta noche. Definitivamente es uno de los objetivo en desarrollo de Music for Relief el ser una voz y una extensión de la industria de la música como un todo. Así que cuando otros artistas se nos unen, cuando los fans en línea se involucran en causas, es cuando vemos el mayor de los impactos producto de nuestros esfuerzos.”

El equipo de COSTASALVAJE en la Arena México en el concierto de LP del 23 de junio.

El equipo de COSTASALVAJE en la Arena México en el concierto de LP del 23 de junio.

Así que el 23 de junio, durante el concierto de Linkin Park en la Arena México, lanzamos enteramente la campaña en México. El 25 de junio también asistimos al concierto en la ciudad de Monterrey. Fue una gran oportunidad para lanzar nuestro mensaje: #mangleESvida y llegar a toda una nueva audiencia para conservación. Los asistentes al concierto no pudieron haber sido mejores y llenaron nuestras mesas para obtener más información y tener la oportunidad de ganarse una guitarra eléctrica autografiada por los miembros de la banda.

Fans de LP en las mesas de COSTASALVAJE y MFR.

Fans de LP en las mesas de COSTASALVAJE y MFR.

En general, fue un gran inicio para un fantástico y crítica colaboración para preservar ecosistemas oceánicos que son absolutamente esenciales en la preservación y protección de nuestros océanos y nuestro planeta. La actitud positiva, la pasión y el sincero interés en la protección ambiental por parte de los fans de LP fue inspiradora. Fue un público entusiasmado y prometedor y el tipo exacto de audiencia conservacionista necesaria para continuar nuestro esfuerzo para mantener los ecosistemas que sostienen la vida la tierra. Estamos agradecidos con Linkin Park y sus fans, así como con MFR por hacerlo posible.

Fans de Linkin Park en Monterrey, llenos de entusiasmo y optimismo.

Fans de Linkin Park en Monterrey, llenos de entusiasmo y optimismo.

Al día siguiente del concierto de LP en México D.F., aprovechamos nuestra estadía en la ciudad para transmitir nuestro mensaje en Radio Red y reunirnos con importantes personajes relacionados con las políticas públicas. Como siempre, no es suficiente con hacer llegar el mensaje, tenemos que asegurarnos de que cada campaña realmente haga la diferencia en cada lugar. En este caso debemos hacer todo lo posible para preservar ese verde esmeralda de los manglares de Bahía Magdalena y el increíble despliegue de bosques de manglares de México que son un amortiguador natural y un escudo contra el cambio climático, el cual se acerca más rápido que lo que imaginamos.

Eduardo Nájera y Fay Crevoshay en Radio Red, México D.F.

Eduardo Nájera y Fay Crevoshay en Radio Red, México D.F.

Podemos fingir que el cambio climático no está pasando o podemos actuar ahora. Estamos agradecidos con Linkin Park y sus fans así como con MFR por hacer esto posible y ser inspirados a la acción por estas palabras de sabiduría de parte de LP:

“’Cause you don’t know what you’ve got

Oh you don’t know what you’ve got

No you don’t know what you’ve got

It’s your battle to be fought

No you don’t know what you’ve got

‘Til it’s gone ‘Til it’s gone ‘Til it’s gone”

 

Tomado de www.sergededina.com/ Traducción de Mónica Franco

 

Music for Relief y COSTASALVAJE unen esfuerzos para conservar los manglares de México: Lanzamiento del proyecto “Restauración de manglares”

La ciudad de Venice en Los Ángeles, California, es un sitio emblemático de la cultura californiana. Escenario de cientos de películas de Hollywood, la playa Venice Beach y sus 4 kilómetros de largo exclusivos para peatones, son el sitio de vendedores, artistas, deportistas ejercitándose y lectores de fortuna que atraen a millones de turistas anualmente. El nombre hace referencia a la ciudad de Venecia, en Italia, ya que también posee canales inundados que hace 80 años solían recorrerse en góndola y que están presentes gracias a que la ciudad fue fundada sobre un humedal costero (zona inundada). Este humedal, otrora con plantas nativas y dunas costeras, fue modificado por completo para construir calles y casas y así convertirlo en una atracción turística.

Así se ven los canales pavimentados y rodeados de casas que alguna vez fueron un humedal en Venice, CA.

Así se ven los canales pavimentados y rodeados de casas que alguna vez fueron un humedal en Venice, CA.

Paradójicamente, este fue el lugar elegido para el lanzamiento del proyecto “Restauración de manglares” de Music for Relief con el que esta organización suma esfuerzos con COSTASALVAJE por proteger los ecosistemas costeros y marinos y la vida silvestre.

Music for Relief fue fundada por los miembros de la banda Linkin Park en respuesta al tsunami en el sur de Asia del 2004. Su meta es brindar apoyo a damnificados afectados por desastres naturales, recabando fondos con la ayuda de numerosos músicos, artistas y, por supuesto, sus fans. Ahora, expanden su brazo de ayuda para promover la conservación de sitios que amortigüen el efecto que estos fenómenos naturales tienen sobre las poblaciones humanas. Pero ellos lo explican mejor aquí.

Canales rodeados de manglar en Bahía Magdalena, B.C.S. Al fondo, la planta termoeléctrica en la comunidad de San Carlos.

Canales rodeados de manglar en Bahía Magdalena, B.C.S. Al fondo, la planta termoeléctrica en la comunidad de San Carlos.

¿Por qué restaurar manglares? Los manglares son un tipo de árboles que crecen en la costa y que forma bosques y son un ecosistema muy frágil. Pero proporcionan numerosos servicios ambientales, como explicamos en una entrada anterior de este blog. Uno de estos beneficios es la protección contra huracanes. Los bosques de manglar disminuyen la fuerza con la que los vientos golpean la costa y con sus raíces retienen el suelo, por lo que evitan la erosión. Al mismo tiempo, actúan como una barrera que protege a las poblaciones humanas que se encuentran detrás de ellos.

El evento de lanzamiento celebrado en The Mobli Beach House, fue todo un éxito. Nuestra anfitriona, Kimberly Hurtarte de Music for Relief dio la bienvenida a COSTASALVAJE y al selecto grupo de invitados. Brad Delson, guitarrista de la banda agradeció a nombre de Linkin Park el esfuerzo de los asistentes para atender el evento, nos recordó la misión de la organización y nos invitó a disfrutar de la reunión. Finalmente, Serge Dedina, nuestro director ejecutivo nos inspiró con una breve reseña del trabajo de COSTASALVAJE en Bahía Magdalena y de los beneficios de conservar los manglares. Con aplausos y mucho entusiasmo, recibimos a la banda The King’s English y comenzó la celebración.

El equipo de WC/CS que atendió el evento de lanzamiento en The Mobli Beach House en Venice, CA

El equipo de WC/CS que atendió el evento de lanzamiento en The Mobli Beach House en Venice, CA

De izquierda a derecha: Brad de Linkin Park, Kimberly de Music for Relief y Serge Dedina de WC/CS

De izquierda a derecha: Brad de Linkin Park, Kimberly de Music for Relief y Serge Dedina de WC/CS

Venice Beach parece ser el lugar perfecto para lanzar un proyecto como el de Music for Relief. La playa frente a mí mantiene presente y muy clara nuestra misión de conservación; pero en un rincón de mi mente, los canales, sus puentes y las casas pintorescas que ahora reemplazan al humedal costero, me recuerdan que muchos humedales con manglares y fauna nativa se han perdido en el mundo y continúan desapareciendo a un ritmo acelerado. El activismo de alto impacto de Linkin Park, que sólo se compara con su alta plasticidad musical para incursionar en diversos géneros e influenciar a nuevas generaciones de músicos, es fundamental para salvar los últimos rincones de nuestra planeta con recursos invaluables como los manglares.

Music for Relief está recaudando fondos para este proyecto ¡Apóyanos con una donación!

Atardecer en Venice Beach

Atardecer en Venice Beach

Más sobre la historia de Venice de América (en inglés) en este enlace.

Mónica Franco

26 de julio, Día Internacional de la Defensa del Manglar.

¿Alguna vez has visto un bosque a la orilla del mar?

Sería imposible ver un bosque de pinos, abetos o cedros alcanzados por las olas, pero los bosques costeros sí existen. Se llaman manglares.

El Delgadito, B.C.S.

El Delgadito, B.C.S.

Los manglares son árboles o arbustos que se desarrollan en el intermareal (la zona donde rompen las olas en las mareas altas y bajas) y que brindan muchos servicios ambientales. Esto quiere decir que aportan beneficios a los ecosistemas que los rodean y, por lo tanto, riqueza y bienestar a quienes vivimos en ellos. La lista de estos servicios es larga:

-Zonas de alimentación, refugio y crecimiento de juveniles de crustáceos y peces;

-Actúan como sistemas naturales de control de inundaciones y erosión, por lo que protegen las costas;

-Son barreras contra huracanes e intrusión salina;

-Mejoran la calidad del agua al funcionar como filtro biológico;

-Absorben grandes cantidades de dióxido de carbono;

-Refugio de flora y fauna silvestre, como aves;

-Poseen un alto valor estético, recreativo y de investigación.

Se considera que los manglares poseen una alta densidad de servicios ambientales, es decir que, comparados con su superficie, aportan una gran cantidad de beneficios. Usemos como ejemplo Bahía Magdalena, en Baja California Sur. Este sitio produce el 70% de las pesquerías del estado y posee 17,000 hectáreas de manglar (Acosta-Velázquez y Ruíz-Luna, 2005). No es fácil imaginárselas, o tal vez suena como que es mucha superficie, pero en términos de ecosistema, se considera un área pequeña. De hecho, a nivel mundial, los manglares son considerados como raros o escasos, pues representan sólo el 7.5% del total de la superficie de bosques tropicales y subtropicales del mundo.

Buzos de almeja en Bahía Magdalena (Puerto San Carlos). Foto: Miguel Angel de la Cueva

Buzos de almeja en Bahía Magdalena (Puerto San Carlos).             Foto: ©Miguel Angel de la Cueva/WILDCOAST

Debido a esta proporción superficie/servicios es que la importancia de cuidar a los ecosistemas de manglar tomó relevancia en todo el mundo. A nivel internacional, los llamados sitios RAMSAR brindan un estatus de protección a los ecosistemas humedales de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas. Los manglares forman parte de este tipo de ecosistemas.

En México, no sólo contamos con 128 sitios RAMSAR (más de la mitad se encuentran dentro de alguna Área Natural Protegida) sino que, además, 4 especies de manglar registradas en el país (mangle gris, negro, blanco y rojo) se encuentran protegidas por la NOM-059-SEMARNAT-2010. Esto es porque “podrían llegar a encontrarse amenazadas por factores que inciden negativamente en su viabilidad, lo que determinaría la necesidad de propiciar su recuperación y conservación”.   Como parte de estos esfuerzos de conservación, en 2011, la PROFEPA, junto con otras instituciones gubernamentales, lanzó el operativo nacional “México protege sus manglares”. El operativo incluyó monitoreos de vigilancia en los 17 estados del país donde hay manglar y detectó irregularidades en predios contiguos a estos sitios.

Aunque en cada sitio donde se encuentra el manglar es necesario aplicar estrategias específicas para su conservación, en general, las amenazas a las que se enfrenta este ecosistema, a nivel mundial, son las mismas:

-Proyectos de infraestructura;

-Falta de planeación adecuada para el desarrollo urbano;

-Extensión de las fronteras agropecuarias y agrícolas;

-Acuacultura;

-Contaminación acuícola y terrestre;

-Deforestación;

-Cambio de uso de suelo.

A esto habría que sumarle la falta de información sobre la dependencia que se tiene a estos ecosistemas debido a los múltiples servicios ambientales que ofrecen. En un estudio de caso en Kenya, se estimó que cada hectárea de manglar aporta beneficios valuados en un millón de dólares por año (UNEP, 2011). Pero quien no conoce el valor de un recurso natural, no luchará por su conservación.

Así que no te dejes engañar por la apariencia simple de estos árboles y arbustos, o incluso por el olor que despiden, si es el caso. El manglar es un recurso natural único en el mundo, de enorme valor y su conservación nos beneficia a TODOS.

-Mónica Franco

Mangle, Bahía Magdalena,BCS

Árbol de mangle en Bahía Magdalena.

%d bloggers like this: