Proyecto Don Diego Rechazado – ¡Otra victoria para la conservación de nuestras costas!

GRACIAS
El proyecto de mina submarina Don Diego, que pretendía dragar 91 mil hectáreas de fondo marino por 50 años en el Golfo de Ulloa, en Baja California Sur, fue rechazado por la SEMARNAT. Este proyecto minero pretendía dragar un habitat critico para la tortuga amarilla (Caretta caretta) y parte de la ruta de migración de la ballena gris (Eschrichtius robustus). Durante el proceso de consulta pública organizado por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental, este proyecto recibió fuertes críticas por parte de pescadores, organizaciones civiles y hasta miembros del gobierno estatal y local, ya que consideraron que por sus impactos ambientales no solo afectarían especies en  peligro de extinción sino que podrían ocasionar un daño irreversible a algunas de las pesquerías más productivas de México.
 
Felicitamos ampliamente a la SEMARNAT por llevar un proceso democrático y participativo y tomar una decisión que es congruente con los esfuerzos por proteger los recursos naturales de México. ¡Otra victoria para la conservación de los ecosistemas costeros más grandiosos del planeta!
Eduardo Najera, Director de COSTASALVAJE. 

Ballenas Grises Llegan a Bahía Magdalena

Ballena gris en PSC_ Costasalvaje

La ballena gris (Eschrichtius robustus) es una de las especies de ballenas que fueron cazadas despiadadamente durante los siglos IXX y XX y llevadas al borde de la extinción. Después de muchos años y numerosos esfuerzos de conservación, la población global de ballenas grises se ha recuperado y en la actualidad hay entre 18,000 y 24,000 individuos de estos amables gigantes.

Las ballenas grises realizan una de las migraciones más largas registradas en cualquier mamífero. Anualmente, recorre entre 15,000 y 20,000 kilómetros desde sus campos de alimentación en el Ártico, hasta las cálidas aguas en la costa oeste de la Península de Baja California. A finales del otoño, las ballenas grises inicia su viaje al sur en donde pasará el invierno y el principio de la primavera para dar a luz y reproducirse en tres lagunas costeras del estado de Baja California Sur, México.

Las lagunas Ojo de Liebre, San Ignacio y Bahía Magdalena ofrecen refugio a ballenas preñadas, crías recién nacidas y a adultos durante los meses de invierno. Estos lugares han sido y continúan siendo clave para la recuperación y supervivencia de la especie.

11204931_989780644397296_1386321853629320696_n

Bahía Magdalena es mundialmente famosa no sólo por ser uno de los 3 sitios de reproducción de la ballena gris. Es también hábitat clave para numerosas especies de aves migratorias y residentes, especies de interés pesquero comercial y tortugas marinas. Un ecosistema marino altamente productivo, islas dignas de ser declaradas áreas naturales protegidas, dunas y miles de hectáreas de bosques de manglar rodean a las ballenas durante sus estancia.  Tal vez eso es lo que las hace tan amigables cuando sales a un paseo de avistamiento de ballenas desde las comunidades costeras de Puerto San Carlos o Puerto Adolfo López Mateos.

Desafortunadamente, también las rodea el desarrollo costero, la contaminación, la pesca intensiva, el tráfico marino y avistamientos de ballena no regulados. Y a pesar de que la relevancia de Bahía Magdalena para la vida silvestre es reconocida, la bahía no posee ninguna designación legal de protección contra estas amenazas.  De ahí la importancia de emprender hoy acciones de conservación en Bahía Magdalena.

En Costasalvaje  llevamos nuestra misión de conservar los ecosistemas costeros, marinos y la vida silvestre en Bahía Magdalena desde 2011.  A través de construcción de capacidades con miembros de las comunidades locales y estudiantes y el impulso de políticas públicas, estamos trabajando para conservar 24,000 hectáreas de manglares y la mundialmente reconocida vida silvestre de la bahía. En 2015, entrenamos y educamos a 810 habitantes locales en monitoreo de mamíferos marinos, manejo de residuos solidos y servicios ambientales de los manglares. Trabajamos en colaboración con el gobierno federal para proteger 87.5 millas de línea de costa a través de concesiones de conservación (llamados Acuerdos de Destino) de la Zona Federal Marítimo Terrestre. Además, continuamos trabajando muy de cerca con el gobierno local y federal para promover un programa de ordenamiento ecológico local y la creación de la Reserva de la Biósfera Islas del Pacífico, la cual incluirá las islas de Bahía Magdalena.

Estos esfuerzos no serían posible sin su apoyo. Por favor, ayúdenos a proteger a las ballenas grises y la vida silvestre de Bahía Magdalena. Su generosa aportación nos ayudará a continuar nuestro trabajo de conservar una de las más increíbles e importantes maravillas naturales del planeta.

Por Monica Franco, Coordinadora del Program de Bahía Magdalena

COSTASALVAJE continúa apoyando el fortalecimiento del Parque Nacional Cabo Pulmo.

display detras

Por Sofía Gómez Vallarta

Durante el 2015, COSTASALVAJE ha dado continuidad a su programa de conservación en el Parque Nacional Cabo Pulmo (PNCP). Este parque marino protege un arrecife de coral, y dentro de esta área la pesca no esta permitida, es por ello que la biomasa de peces se ha incrementado en más del 400% desde hace veinte años que se declaro reserva, en 1995. Es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por UNESCO, como parte del sitio serial Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California. El PNCP cuenta con un arrecife de franja con una superficie aproximada de 450 hectáreas.

Uno de los objetivo del programa, ha sido colaborar con el fortalecimiento de la capacidad de manejo de esta Área Natural Protegida. Según su programa de manejo, el área debe realizar el monitoreo ecosistémico de los arrecifes coralinos que ahí se resguardan. Los distintos impactos naturales como: ciclones tropicales, anomalías de temperatura y variaciones de pH; así como las actividades de recreación humana, pueden afectar de múltiples maneras y con diferente intensidad al arrecife. Por lo anterior, el monitoreo biológico juega un papel crucial, pues nos ayuda a tener datos e información para la evaluación constante de la salud del ecosistema y de la efectividad en el manejo. El monitoreo se lleva a cabo para contar con información de la línea base (información biológica más importante como tipos de coral, su tamaño, su salud, y especies de peces e invertebrados) que sea utilizada para tomar las mejores decisiones.

En los monitoreos se ha observado la presencia de un número importante de peces depredadores, como pargos, bayas, cabrillas y meros. En el parque también se ha registralo la presencia de 11 especies de tiburones, entre los que destacan los tiburones tigre, toro, limón, de puntas blancas, de puntas negras, galápagos y sedoso, entre otros, así como ballenas, delfines y tortugas marinas.

También con el fin de colaborar con el manejo de visitantes del parque, Costasalvaje colocó dos letreros informativos, uno sobre conservación de tortugas marinas en la playa Las Barracas, al lado del corral de protección e incubación de huevos de las tortugas marinas que desovan en las playas del PNCP. Y otro se colocó donde comienza el camino de terracería que lleva a Cabo Pulmo, entrando desde el poblado de la Ribera. Ambos letreros informan sobre el código de comportamiento que se debe guardar dentro del área.

Conservación de playas y manglares en el Golfo de California, México.

Mangrove Wetlands, Tidal Channels, Magdalena Bay, Baja California, Mexico

Mangrove Wetlands, Tidal Channels, Magdalena Bay, Baja California, Mexico

COSTASALVAJE esta trabajando con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) para proteger 16,400 hectáreas (ha) de manglar y 774.5 km de playas en el noroeste mexicano en Acuerdo de Destino para la Conservación.

Nuestro país ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en cobertura de manglar, con base en información de la Comisión Nacional para el conocimiento y uso de la Biodiversidad (CONABIO, 2010) tenemos 764,486 hectáreas a lo largo de nuestro litoral. “Estos bosques en el mar tienen una increíble importancia a nivel mundial ya que son áreas de reproducción de muchas especies marinas, incluyendo especies de gran valor comercial; brindan protección costera contra huracanes y tormentad a las comunidades tierra adentro, y son visitadas anualmente por cientos de miles de aves migratorias, ballenas y turistas de todo el mundo, así que su impacto no solo es en lo ambiental sino en lo económico”’ explica Cesar Garcia coordinador de conservación de tierras de COSTASALVAJE.

Se calcula que cada hectárea de manglar produce un beneficio económico de 50,000 dólares por año, además de ser importantes productores de oxígeno y consumidores de gases de efecto invernadero, todos estos beneficios en conjunto es lo que se conoce como “Servicios Ambientales”. También es importante mencionar que han sido impactados de manera negativa por actividades de agricultura, acuacultura y ganadería no controlada, por lo que el Gobierno de México publicó en 2010 una norma para su protección (NOM-059-SEMARNAT-2010).

Particularmente el Noroeste de México en lo que corresponde a la Península de Baja California y Golfo de California se tiene una cobertura de 148,755 hectáreas de manglar y 5,680 kilómetros de litoral distribuidos en las costas de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, para darnos una idea esta superficie de manglar es similar a la del Distrito Federal que es de 149,500 ha.” Estas 16,400 ha de manglar y 774.5 km de playas que estamos conservando son las áreas más vulnerables ante el inminente cambio climático que experimenta nuestro planeta, contribuyendo de manera directa y a largo plazo en las medidas de mitigación contempladas en la Ley General de Cambio Climático recientemente publicada por el gobierno de México en el 2012” dice Eduardo Nájera director de COSTASALVAJE México.

“Por eso es importante compartir nuestros logros e involucrar al mayor número de personas ya que si consideramos por ejemplo 16,400 ha de manglar protegido y un beneficio de 50,000 dólares por año, significa contribuir a la economía regional y de México con 820 millones de dólares anuales a través de invertir en la conservación” apunta Garcia.

Todos x el manglar: estudiantes de secundaria trabajando por la conservación de manglares en Bahía Magdalena

Puerto San Carlos, en Bahía Magdalena (Baja California Sur), es una comunidad pesquera de poco más de 4,000 habitantes rodeada de extensos bosques de manglar.  Los servicios ambientales que brindan las 24,000 hectáreas de manglares presentes en Bahía Magdalena influyen tanto en la alta productividad pesquera (que representa el 70%  de las pesquerías del estado), como en la cantidad turistas que visitan esta comunidad cada año, convirtiéndolas en las 2 principales actividades económicas del puerto.  Aún así, este valioso ecosistema enfrenta serias amenazas debido al desarrollo mal planeado, la falta de infraestructura y servicios públicos (drenaje, colecta de basura) y a una falta de cultura de cuidado de los manglares y de los beneficios que aportan.

La comunidad de Puerto San Carlos, Bahía Magdalena, desde el aire.

La comunidad de Puerto San Carlos, Bahía Magdalena, desde el aire.

Conscientes de esta problemática, un grupo de 5 estudiantes entusiastas de la secundaria local, guiados por una maestra con mucha visión, se propusieron hacer algo al respecto. Incentivados por un concurso a nivel nacional llamado “Diseña el cambio” (en inglés, Design for chance), promovido en México por la Fundación Educaruno, desarrollaron el proyecto “Todos x el manglar”. El objetivo del concurso es que los estudiantes identifiquen problemáticas en su localidad, imagen soluciones que les beneficien a ellos y a la comunidad a futuro, y realicen actividades que representen el cambio necesario para hacer frente al problema.

La profesora Nora Guadalupe Olivares y sus alumnos Francisco Cortéz, María de Jesús Aragón, Patricia Dalay Higuera, Olga Rosalía Barraza y Francisco de Jesús Ledesma nos compartieron su experiencia en una reunión dentro de su misma escuela.

Orgullosos, los 5 estudiantes portan la playera color verde brillante que mandaron hacer en honor al proyecto, con la leyenda Todos x el manglar. Sonríen nerviosos al presentarse y decirme que todos van en 2do año de secundaria. La profesora Nora comienza explicando que decidió involucrarse en el concurso debido a que, a la par, llevó un diplomado en línea que lleva el mismo nombre (“Diseña el cambio”), por lo que estaría mejor preparada para asistir a los alumnos. María fue la primera en integrarse ya que ella, por invitación de la maestra, fue quien armó el equipo al invitar a los otros 4 compañeros.

Uno de los requisitos del concurso es presentar un video con los resultados del desarrollo del proyecto, el cual comprende cuatro fases: Siente, Piensa, Haz y Comparte.

Durante Siente, “los reuní y les hice ver la necesidad de observar su entorno para darse cuenta de aquello que no funcionaba bien o que representaba un problema, o que no se le estaba dando la importancia debida para que, en un momento dado pudieran decir: esto puede cambiar”, señala la profesora Nora.

El equipo "Todos x el manglar"

El equipo “Todos x el manglar”

Los chicos, después de reunirse y discutir, decidieron que concentrarse en el fenómeno de la disminución de la producción pesquera y de mariscos en los últimos años y que afecta a la economía local. “Es un recurso [los mariscos] que ayuda al desarrollo económico”, dice tímidamente Patricia. Los 5 jóvenes tenían muy claro que las pesquerías locales dependen de la salud de los manglares: “Cuándo éramos pequeños, algunos grupos [organizaciones conservacionistas] iban a nuestra escuela (…) ellos nos impartían pláticas sobre el manglar y lo hacían con frecuencia viendo que nosotros podíamos hacer el cambio…” nos compartió Francisco y añadió “Esto porque las personas grandes tienen sus costumbres y así viven ya”. Finalmente, esta fase culminó con los jóvenes dándose cuenta de que la basura representaba una amenaza latente en los manglares, sobre todo “en los lugares cercanos a las casas que están a la orilla del pueblo, donde encontramos más basura”, comenta María.

El objetivo, en palabras de  Jesús fue “(…) difundir la importancia de los manglares en la comunidad (…) esto es muy importante para la economía porque [la pesca] es la actividad principal, aquí en el puerto”. Olga añadió: “incluso beneficia a la población cuando es temporada de huracanes porque es una de las principales [barreras] que nos protegen de las fuertes corrientes de aire y algunas mareas que pueden ser muy altas”.

En la fase de Piensa, realizaron una investigación consultando en la biblioteca escolar y por internet y trataron de imaginarse de qué forma podían alcanzar el objetivo del proyecto. Así pudieron planear las actividades de la siguientes fases y cómo llevarlas a cabo. Durante la tercera fase, Haz, realizaron una práctica de siembra de 600 semillas de mangle junto a compañeros de la escuela y realizaron limpieza en algunas zonas cercanas a la comunidad. Finalmente, durante Comparte “trabajamos con niños de primaria con concursos de dibujo y realizamos diferentes actividades para informarles de nuestro proyecto” dijo Jesús. Los chicos tomaron fotografías durante todas sus actividades y un maestro de la escuela les ayudó editar este video:

Cuando les pregunté qué etapa les había gustado, sus respuestas revelan algo de su personalidad pero dejan muy claro una pasión por lo que hicieron. A Jesús y a María les gustó la fase de Haz porque en palabras de esta última “fue cuando ayudamos más al manglar al sembrar semillas”. Patricia nos dijo que fue la fase de Comparte la que más disfrutó porque “pudimos convivir con los niños de preescolar, primaria y secundaria. Hicimos una actividad de hacer una figura con botellas verdes [de plástico PET]… el concurso de dibujo y entregar los premios a los ganadores”. Para Olga fue una combinación de Haz y Comparte, “en Haz, porque pudimos convivir más con nuestros compañeros y realizar diferentes actividades que fueron entretenidas y además ayudábamos a una buena causa. Comparte porque pudimos promover nuestro proyecto y que se dieran cuenta de la importancia del manglar.” Francisco lo resumió muy bien al decir: “Todas me gustaron porque todas estaban relacionadas”.

El esfuerzo de este gran equipo valió la pena: de casi 5,000 proyectos sometidos a nivel nacional, fueron uno de los 25 proyectos ganadores. En septiembre viajan a Monterrey para participar en un intercambio de experiencias con los otros 24 equipos ganadores. Sin duda, un premio bien merecido y una aventura que les dejará mucho aprendizaje.

Vista de la página de internet del concurso "Diseña el cambio" donde aparece como ganador el proyecto "Todos x el manglar"

Vista de la página de internet del concurso “Diseña el cambio” donde aparece como ganador el proyecto “Todos x el manglar”

Cuando les pregunto cómo recibieron la noticia de que habían ganado, se ríen todos al unísono. La profesora Norma confiesa: “cuando sometimos el proyecto, poco después enviaron una confirmación de recibido junto a otros casi 5,000 proyectos que entraron…prácticamente era una aguja en un pajar, pero valía la pena intentarlo, vamos a hacer un buen papel, pensé”. Entre risas de todos dice: “No lo podíamos creer, estábamos separados todos [conectados en línea], pero a la vez todos juntos, gritando como locos”. “Todos nos vinimos a la escuela con la camiseta otra vez, y al día siguiente también” dice Patricia por encima de las risas de los demás.

Sus familias tampoco lo creían, pero una vez que la noticia se asentó los felicitaron a ellos a sus compañeros. Obviamente, todos están orgullosos de ellos. Jesús nos dice que su mamá “estaba muy emocionada porque le conté que eran 5,000 proyectos”. A María al principio no le creyeron, “mi mamá me dijo que esperara a que hablara con la maestra al día siguiente para confirmar y ya que le dije que sí había pasado, se puso muy feliz”. Patricia y Olga le hablaron a toda su familia durante la noche “todos me felicitaron y mandaron felicitaciones a mis compañeros”. Francisco dijo “me felicitaron mucho a mí y al equipo porque somos muy jóvenes y es un gran logro”.

Al preguntarles sobre el aprendizaje que tuvieron de esta experiencia (además de ya ser todos unos expertos en los servicios ambientales de los manglares), una vez más, sus respuestas me sorprenden. “Primeramente, a querer más el ambiente porque es una parte importante de nuestra vida y de nuestra cultura.” confiesa Jesús.  María tiene un punto de visto algo diferente: “Personalmente, fue a no rendirnos porque siempre trabajamos con ánimos”. Patricia confía en que hayan sido los jueces quienes aprendieron algo también: “(..)si los jueces se quedaron impresionados [porque los eligieron], se podría decir que miraron muy importante el significado de nuestro proyecto”. Olga añadió “(…)aprendí más sobre el trabajo en equipo porque cuando nos reuníamos a hacer investigaciones o entrevistas, todos nos apoyábamos un poco. Finalmente, Francisco comparte “Como teníamos mucho entusiasmo, aprendimos sobre el compañerismo” ya que debían continuar con sus labores escolares y en casa como de costumbre y el que todos hicieron el colaboraran, lo hacía más fácil.

Al final, todos coinciden en lo que debe seguir al regresar de Monterrey, pero Patricia parece haberlo puesto con mejores palabras “Sigue otra nueva etapa, pero no es nueva, porque debemos seguir compartiendo, seguir imaginando, seguir diciéndole a los demás que no saben, compartiendo la importancia y seguir participando. Que si vemos a alguien tirar la basura decirle que no debe hacerlo porque es importante cuidar el ambiente, o no talar los manglares, decirles que no lo hagan ni hacerlo nosotros, contagiar también nuestros familiares.”

El equipo ha accedido a unirse a la campaña #mangleESvida en donde COSTASALVAJE busca conservar 61 millas de línea de costa con manglares en Bahía Magdalena. En las comunidades de este importante humedal costero, estamos llevando a cabo difusión de los servicios ambientales de los manglares a través de pláticas a líderes locales y grupos organizados, y en las escuelas en los 3 niveles educativos. Ellos ya son parte del cambio. Su visión de los recursos naturales de su comunidad es parte de nuestra misión de conservación. Tomemos su ejemplo y seamos líderes de la conservación en nuestra comunidad.

En el sentido de las manecillas del reloj: Francisco, Jesús, Olga, Patricia y María.

En el sentido de las manecillas del reloj: Francisco, Jesús, Olga, Patricia y María.

-Mónica Franco

Capacitación en manejo de residuos sólidos en Isla Magdalena, Baja California Sur

Isla Magdalena es una de las 4 islas que conforman el complejo lagunar Bahía Magdalena-Almejas, en el estado de Baja California Sur, México. Es una isla angosta en forma de escuadra que mide más de 70km de largo, con una variedad de ecosistemas impresionante: manglares, dunas, barras arenosas y un sistema de canales, todo rodeado de un mar con alta productividad pesquera.

218_HOPKINS_BAJA13_56971                                        Mangles, dunas y canales en Isla Magdalena.                                         Autor: Ralph Lee Hopkins con apoyo aéreo de Lighthawk.

En medio de este paraíso para aves migratorias, se encuentra Puerto Magdalena, una comunidad de pescadores compuesta por 80 familias que residen permanentemente todo el año. Desafortunadamente, al igual que la mayoría de las comunidades costeras en la Península de Baja California, el manejo de la basura que se genera es inadecuado. El tiradero a cielo abierto a unos kilómetros del pueblo y la costumbre de quemar la basura está poniendo en riesgo no sólo la salud de los ecosistemas, sino también la de los pobladores que se ven obligados a realizar estas prácticas debido a la falta de alternativas para deshacerse de los residuos.

DSCF0411 LDPersonal de COSTASALVAJE en Isla Magdalena. Al fondo: Puerto Magdalena.

Este mal manejo de áreas y recursos naturales, que implica las descargas residuales y la basura, ha sido considerado como la segunda mayor amenaza a Bahía Magdalena, después del manejo inadecuado de recursos pesqueros. Los vertederos de residuos sólidos están considerados por la Comisión Nacional para la Biodiversidad (CONABIO) como una de las principales amenazas en Bahía Magdalena.

Por tal motivo, COSTASALVAJE inició en Isla Magdalena una serie de actividades encaminadas a capacitar y guiar a la comunidad hacia un mejor manejo de la basura que generan. Esta iniciativa, aunada al interés de un grupo de 8 residentes de la isla y el apoyo de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) a través del Programa para la Conservación y Desarrollo Sustentable (PROCODES), derivó en el curso de capacitación en manejo de residuos sólidos “¿Qué hacer con la basura que generamos en la isla?”.

En 3 días, un total de 18 residentes locales participaron en la capacitación, que fue impartida por COSTASALVAJE. Los temas incluyeron conceptos básicos sobre la basura, su clasificación y separación, las 5 R’s y elaboración de composta, así como un taller de manualidades para reutilizar la basura doméstica elaborando objetos útiles y decorativos. Por último, a cada adulto que asistió se le entregó un compostero para iniciar la elaboración de composta casera para uso en sus jardines y maceteras.

¡El curso fue todo un éxito!.  Además de haber logrado iniciar el largo proceso de manejar adecuadamente los residuos, al menos en las casas de los asistentes, también significó la conformación del Grupo de Mujeres de Isla Magdalena. Su interés y entusiasmo, no sólo por aprender, sino por aprovechar los residuos para evitar que lleguen al tiradero rendirá frutos muy pronto. Las actividades del grupo para el siguiente año incluyen continuar elaborando composta para en un futuro tener huertos domésticos y comercializar los productos elaborados con materiales reciclados entre los turistas visitantes de la isla.

GrupalGrupo de Mujeres de Isla Magdalena después del curso de capacitación.

Para COSTASALVAJE fue un gran logro que representa mucho del trabajo que hacemos en la organización. La conformación del Grupo de Mujeres de Isla Magdalena fue la culminación de esfuerzos realizados lo largo del año. Primero con el trabajo de sensibilización y alcance con la comunidad ante el problema de la basura; luego con la guía y capacitación para que, contrario a lo que usualmente están acostumbradas, fueran ellas mismas las que solicitaran el financiamiento; y después, durante el curso de capacitación, lograr que participaran activamente y les llegara el mensaje de lo importante que es no sólo cuidar el lugar en el que viven (junto con los recursos naturales de los que dependen), sino también de que son capaces de hacerlo con las herramientas adecuadas.

El reto ahora consiste en seguir apoyándolas para que esta sensibilización y el entusiasmo mostrado no se diluya con el paso del tiempo.

No despreciemos el valor de una acción tan simple como tirar la basura en su lugar. Menos basura que llega al tiradero a cielo abierto de Isla Magdalena significa menos lixiviados al suelo, menos sustancias tóxicas al aire y menos basura que llega al mar, en donde especies altamente vulnerables a los residuos sólidos como las tortugas y las aves son afectadas. Quienes viven en ciudades, tampoco están exentos de esta realidad. Aplica las 5R’s en tu vida diaria y ¡ayúdanos a salvar los ecosistemas costeros y marinos y la vida silvestre!

-Mónica Franco

El Faro No.12

El Faro – Gaceta de Comunidades Costeras de COSTASALVAJE cumple tres años de publicación.

Estimado lector,

Con el número 12 iniciamos nuestro 4to año de edición. Planeamos ubicar sitios fijos de distribución y enviar El Faro a más personas vía electrónica a sus correos-e.

Los siguientes tres números de 2014 saldrán en Mayo, Agosto y Noviembre.

Iniciamos el 2014 entre tiempos de alza de precios en artículos básicos como gasolina. Para muchos son tiempos de escasez, sin embargo queremos volver la vista hacia la abundancia en la que nuestras comunidades costeras de la península están inmersas y encontrar la forma de conservarla y asegurar que continúe existiendo en una forma armoniosa.

El Faro es la mirada a través de la que mostramos la riqueza natural, la vida silvestre que hay en ella, las formas saludables y las no tan sanas en que la gente nos relacionamos con ella y los retos de cada comunidad para planear sus usos y administrarla.

Todos necesitamos esa riqueza natural para satisfacer nuestras necesidades, como lo han venido haciendo los humanos desde tiempos inmemorables, pero ahora somos muchos y avanzamos velozmente.

Es un tiempo en que necesitamos activar la creatividad, observar a nuestro alrededor y preguntarnos: ¿Qué necesita mi comunidad? ¿Qué le falta? ¿Qué hay de sobra que causa un problema? ¿Hay alguna forma que lo puede solucionar? ¿Qué se necesita para hacerlo?

Con El Faro, estamos aquí para apoyarte en desarrollar ideas, acciones y proyectos que aporten soluciones y formas de satisfacer tus necesidades al mismo tiempo que conservan la salud del entorno y evitan disminuir, contaminar o dañar su estado saludable.

Con la llegada un invierno más de las ballenas grises, celebramos la vida y continuamos nuestra labor por el bien común.

-Verónica Rangel Aguirre, Coordinación Editorial Costasalvaje A.C.

Image

Versión PDF  El Faro No.12 

Las ballenas de Bahía Magdalena: Inspiración para la conservación.

Integrarme al equipo de COSTASALVAJE en plena temporada de avistamiento de la ballena gris trabajando en un lugar como Bahía Magdalena, supera todas mis expectativas. La misión de COSTASALVAJE de conservar ecosistemas costeros y marinos y su vida silvestre a través del desarrollo comunitario (junto con otras herramientas), es el sueño de conservacionistas que, como yo, han sido inspirados por la maravillosa biodiversidad de sitios como Bahía Magdalena.

Supe que quería ser bióloga desde que era una adolescente. De niña, me gustaba mucho ver documentales de animales pero mis favoritos eran los de ballenas y delfines. En la Universidad, tuve la oportunidad de vivir en las Islas Canarias (España) trabajando con un equipo de veterinarios que atendía varamientos de cetáceos y durante la maestría trabajé en las islas del Pacífico en Baja California con lobos marinos y focas. Pero nada de eso había satisfecho mi gusto por la conservación de mamíferos marinos y mi necesidad de aportar algo a la sociedad.

Así que me emociona comenzar a trabajar con la gente de las comunidades de Bahía Magdalena. Aunque se ha avanzado en muchos aspectos, el que la Bahía no sea un Área Natural Protegida implica que los esfuerzos deben redoblarse para proteger a estos imponentes y a la vez vulnerables cetáceos. El trabajo comunitario es clave, pues  son los habitantes de Puerto San Carlos, Puerto Adolfo López Mateos y las Islas los protagonistas para la conservación de los recursos naturales presentes.

 LM_ballenatoCría de ballena gris en Puerto López Mateos, B.C.S.

Es por ello que finalmente las ballenas grises están teniendo suerte. Sus anfitriones, es decir, los habitantes de los lugares a donde llega cada año a dar a luz y reproducirse, están influenciados por su compañía y eso los ha motivado a participar y unir esfuerzos para su protección. Por si esto fuera poco, su imponente presencia en estos tranquilos y prácticamente prístinos lugares, además de su carisma, inspira a muchos visitantes que han tenido la oportunidad de verlas de cerca a jugar un papel más activo en pro de la conservación de ésta y otras especies y lugares del planeta.

No te pierdas la oportunidad de ir a verlas. Te reto a tratar de imaginarte la dimensión que tienen mientras estás en la panga.  Escucha un soplo y mientras te giras sobre ti mismo para ver de dónde provino, ve de reojo como otro ejemplar saca la cola. Si tienes suerte y alguna se acerca (ver “¿Cómo ser un eco-turista comprometido?”) trata de no sentir empatía y compasión por un animal que no desconfía de los humanos cuando está a merced de todas las agresiones que cometemos contra él y el océano en donde vive. No intentes resistirte. Déjate inspirar por las ballenas grises de Bahía Magdalena para hacer algo a favor de la conservación de nuestro Planeta.

-Mónica Franco                                                                                                                                                     

EZ Baja 2010 Whale Watch ImagesMadre y cría de ballena gris. Foto: Eric D. Zimmerman

 

Descansa en paz Don Pachico

Recuerdos de nuestro amigo Francisco “Pachico” Mayoral de la Laguna San Ignacio en Baja California Sur. Image

Image

Image

%d bloggers like this: